Ruta 42/2016: Tenicosquey (Circular)

jacomar

FECHA: 04–12–2016

DURACIÓN: 5 – 6 horas ( 19 Km aprox. )

DIFICULTAD: Media-

Gran Tarajal, ponerse de acuerdo con Santiago, o , ir directamente a Tenicosquey.
Pto Rosario, cafetería Abuelo Camilo a las 8:00 h

 Esta actividad está dirigida a socios y personas federadas

 DESCRIPCIÓN: La ruta de hoy nos lleva al pequeño pago de Tenicosquey, lugar donde se encuentra ubicada las instalaciones de la finca y el albergue rural Verde Aurora, que cuenta además con una gran extensión de terreno acondicionado exclusivamente para las diferentes especies de aves de la isla. Nosotros nos reuniremos, si es posible antes de las 8:50, en el cruce a la entrada del pueblo, situada en la carretera FV-2, que conduce de Puerto Cabras a Morro Jable e inmediatamente después de haber pasado el Kilómetro 30. Una Vez dejados los coches nos dirigiremos a la cabecera del Barranco de Jacomar, para tomar la pista de tierra que transcurre a lo largo de todo su cauce hasta su desembocadura en la Ensenada de Jacomar, antiguo refugio natural donde los pescadores construían casuchas de piedra para guardar los aparejos de pesca y que con el tiempo se fueron acondicionando, presentando el aspecto actual que luce hoy día,  el de un pequeño pueblito pesquero. Este enclave también se conoce como la Isla Baja, debido a expansión de la lava  producto de la erupción del cercano Volcán de Toneles, que cambió la antigua línea de costa, ganándole al mar más de 2 Kilómetros cuadrados, siendo de una inusitada y maravillosa belleza salvaje, como tendremos ocasión de comprobar durante esta parte del recorrido, que nos lleva a la Ensenada de Toneles, lugar donde desemboca el Barranco de la Cueva, por donde continuaremos, esta vez en dirección ascendente, pudiendo apreciar durante este trayecto, en primer lugar una enorme gambuesa perteneciente a las instalaciones ganaderas que allí se encuentran y seguidamente nos toparemos con los restos arqueológicos del enorme poblado aborigen, cuya ubicación en medio del malpey, se mimetiza con el paisaje de tal manera que pasa casi inadvertido, una vez dejado atrás tan solo nos queda culminar el camino donde lo empezamos en Tenicosquey. Sean felices.

Deja un comentario