Ruta 03/2015: Tindaya – Tefía (Cuentos de brujas de Fuerteventura)

FECHA: 25–01–2015
DURACIÓN: 4–5 horas
DIFICULTAD: Media–baja

DESCRIPCIÓN: La ruta de hoy comienza en el entrañable pueblo de Tindaya, con su imponente monumento natural que es la Montaña de Tindaya de aproximadamente unos 19 millones de años de antiguedad, verdadero legado de nuestros ancestros, actualmente en grave peligro por la agresiva voracidad destructiva de paisajes que en nombre del turismo quieren llevar a cabo en donde todo vale, y que es nuestra obligación preservar para las futuras generaciones para que lo puedan seguir disfrutando, como nosotros lo hemos disfrutado , ya que es la auténtica seña de identidad de la isla, al igual que el Teide lo es para Tenerife o el Roque Nublo para Gran Canaria, donde sería impensable que les hicieran un vaciado como el que pretenden hacerle a nuestra querida Montaña de Tindaya.

El camino lo iniciamos en la plaza de la Ermita de Nuestra Señora de La Caridad, después de haber tomado café en el bar que se encuentra en las inmediaciones, dirigiéndonos a las afueras del pueblo en dirección hacia la costa, para posteriormente desviarnos por una pista de tierra, donde
dejaremos a nuestra izquierda la montañeta de La Ventosilla y la zona del Rompimiento, hasta alcanzar la Rosa del Coronel, a la altura del Sobaco del Malpaís, que es una lengua de lava que se precipito hacia la costa procedente de la erupción volcánica acaecida hace unos 460.000 años en Montaña Quemada, en cuya falda es posible observar el monumento a Don Miguel de Unamuno, exiliado en 1924 a Fuerteventura por la dictadura de Primo de Rivera, pasamos ahora por la Rosa de Ganeguín, llevando a la izquierda el cauce del Barranco de Las Pilas y tras dejar atrás la Montañeta del Jarubio y seguidamente la Vista del Jarubio, alcanzamos finalmente la hermosísima playa del Jarubio de fina arena amarilla, aprovecharemos la ocasión para desayunar en las cercanas ruinas de las Casas de Don Jacinto, una vez repuestas las fuerzas reemprenderemos la ruta, esta vez tomaremos el cauce del Barranco de la Vista del Jarubio con su frondosa vegetación, típica de los barranco de la isla, y es que el lugar cuenta con diferentes manaderos de aguas salobres, pasado este paisaje continuaremos un buen trecho barranco arriba, hasta llegar a Rosa Nueva, lugar en el que seguiremos por una pista de tierra, pasando por La Rosa de Ocalia, Llano de Muchichafe y Montaña de Tefía, llegando finalmente al pueblo de Tefía pasando por delante de una panadería artesanal en la que se elabora un riquísimo pan de forma tradicional y ya por último al local del centro cultural, donde podremos tomar algo. Sean descaradamente felices.

Deja un comentario